google.com, pub-1832723248181969, DIRECT, f08c47fec0942fa0

Durante los últimos años, las fachadas de los edificios se han encontrado ante un escenario especialmente complejo. El empobrecimiento de la calidad del aire, el crecimiento de la contaminación y la gran densidad de tráfico que condensan las grandes urbes actúan como el escenario perfecto para que, de manera progresiva, la restauración y rehabilitación de fachadas sea una de las soluciones más efectivas.

De entre todas las opciones existentes, es la tecnología láser una de las mejores inversiones por las que podemos decantarnos para recuperar el estado original de nuestro edificio. A través de este sistema de limpieza láser para restaurar fachadas es posible eliminar todo tipo de suciedad, óxido, manchas de contaminación, pintura o cualquier otro elemento que pueda comprometer el buen estado de nuestro edificio. 

Las aplicaciones principales

La limpieza láser cuenta con la particularidad de que su aplicación se puede llevar a cabo en multitud de campos. En el sector industrial, su uso tiene cada vez una mayor cantidad de aplicaciones. La explicación la encontramos en la versatilidad que ofrece, siendo la mejor opción para limpiar todo tipo de superficies de suciedad y de cualquier otro elemento que pueda afectar tanto a su vertiente estética como la funcional. 

El láser, por las características de las que se compone, permite eliminar pigmentos y polímeros. Una ventaja que no podemos encontrar en el caso del resto de sistemas de limpieza. Que únicamente permiten eliminar el pigmento. Por lo tanto, se trata de una solución mucho más efectiva a cualquier otra que podamos encontrar. 

A continuación, una selección de las principales aplicaciones con las que cuenta que van más allá de las tareas de limpieza en edificios:

  • Limpiezas de soldaduras: Quitar escorias, homogeneizar materiales, limpiar poros…
  • Restauración: Más allá de los edificios, también permite llevar a cabo la restauración sobre monumentos o esculturas.
  • Eliminación de óxido: El láser tiene  un gran impacto sobre la eliminación de óxido, ofreciendo un resultado impecable.
  • Limpieza de pinturas: Quitar revestimientos superiores de pinturas para poder aplicar color sobre la base.

¿Cuáles son sus beneficios?

 

  • Rentabilidad: Nos encontramos ante una tecnología que presenta una mayor rentabilidad frente a cualquier otra metodología existente hasta el momento actual. La limpieza láser utiliza un tipo de láser que puede llegar a alcanzar las 100.000 horas. Asegurando en todo momento la máxima rentabilidad en nuestra inversión.
  • Flexibilidad: Una de las principales características que ofrece la limpieza a través de láser es que no requiere de unas condiciones particulares para poder trabajar. Por lo tanto, actúa como una herramienta versátil que nos ayuda a reunir todos los ingredientes que son necesarios para poder llevar a cabo cualquier tarea.
  • Eficacia: Al contrario de lo que ocurre con otros sistemas, la tecnología láser es una de las opciones que desprende una mayor eficacia. Nos permite quitar suciedad de zonas que con otros sistemas serían mucho más complejos y laboriosos. 

La limpieza láser se ha convertido en una de las mejores opciones en materia de limpieza y restauración. Exprimir todas las opciones que nos ofrece, a través de las diferentes aplicaciones que presente, la mejor inversión por la que podemos decantarnos. 

A %d blogueros les gusta esto: