google.com, pub-1832723248181969, DIRECT, f08c47fec0942fa0

Los trabajos verticales forman parte de las principales causas de lesiones y muertes de los trabajadores. Por ende, es extremadamente importante que los dueños de negocios, gerentes y líderes de equipo estén conscientes de los peligros potenciales que enfrenta el personal cuando trabaja en altura, así como las mejores formas de mantener a los empleados seguros en el trabajo para evitar lesiones y muertes.

Los Trabajos Verticales en Santander están conformados por cualquier tipo de trabajo que implique estar por encima del suelo, donde podría estar presente un riesgo de caída. Los accidentes en los trabajos verticales pueden hacer que las empresas pierdan tiempo y dinero, por lo que antes de subir, evalúa la situación para asegurarte de que el protocolo de seguridad sea el adecuado para este tipo de labor.

Planear apropiadamente los trabajos verticales

Uno de los primeros pasos para garantizar la seguridad de los trabajadores es planificar adecuadamente antes de comenzar cualquier trabajo vertical. Todo trabajo debe examinarse en busca de posibles riesgos, y esos riesgos deben sopesarse. Considera aspectos como la cantidad de tiempo que los trabajadores necesitarán dedicar a una tarea que se realizará en altura, cuán lejos estarán y la condición de la superficie en la que trabajarán.

Medidas de Seguridad

Siempre que sea posible, trata de encontrar formas de evitar que las personas trabajen en altura y, en su lugar, idea soluciones alternativas que no representen un riesgo. Sin embargo, si los trabajos verticales son inevitables, es crítico que estos sean supervisados continuamente y que solo el personal más experimentado y bien capacitado sea asignado a los trabajos.

Vale la pena que los trabajadores completen las taras desde un lugar que se haya considerado seguro anteriormente. Si esto no es posible, se deben examinar las condiciones de trabajo para verificar que no haya peligros y que las personas puedan llevar a cabo el trabajo sin lesionarse. Es elemental que las personas puedan moverse, estirarse y doblarse de forma segura y fácil desde su posición de trabajo en la altura. No olvides que también debes tener un plan de evacuación y rescate de emergencia en caso que ocurra un accidente.

Utilizar el equipamiento apropiado

Para los trabajadores que deben completar los trabajos verticales también es esencial tener el equipo apropiado disponible para ellos. Los trabajadores deben estar atados a un arnés u otro equipo de seguridad que les impida caerse y lesionarse.

El personal de igual modo deberá estar protegido de posibles objetos o estructuras que caigan y siempre usar casco, guantes y gafas cuando sea necesario. Otras precauciones, como andamios de torre, barandas de protección y elevadores de tijera, pueden ofrecer protección adicional.

Además, el equipo de seguridad utilizado en las alturas debe mantenerse, verificarse regularmente y conservarse en perfecto estado. Cualquier equipo que experimente un impacto debe ser reemplazado de inmediato, ya que puede llegar a ser defectuoso.

Por otro lado, es elemental tener en cuenta que uno de los problemas más comunes que ocurre cuando se realizan trabajos verticales involucra a personas que se caen de una escalera. Como resultado, estas herramientas han de usarse con cuidado y correctamente.

Para empezar, asegúrate de que la escaleras utilizadas en el lugar de trabajo sean lo suficientemente fuertes y adecuadas para el trabajo que se está completando. Coloca siempre las escaleras en terreno nivelado para que sean estables. Mantenlas alejadas de superficies mojadas, heladas, nevadas o lodosas, así como de líneas de energía eléctrica. También es preferible asegurar las escaleras antes de usarlas.

Los trabajadores deberán estar capacitados para revisar las escaleras y asegurarse de que los tirantes metálicos con bisagras estén asegurados y rectos antes de comenzar a subir. De lo contrario la escalera puede caerse o doblarse.

A %d blogueros les gusta esto: