google.com, pub-1832723248181969, DIRECT, f08c47fec0942fa0

Los insumos médicos se utilizan en laboratorios médicos, dentales, hospitalarios, farmacéuticos y clínicos. Los tipos de insumos médicos incluyen suministros médicos consumibles (también denominados suministros desechables), suministros y equipos de diagnóstico y pruebas, suministros para cuidados intensivos, suministros quirúrgicos, suministros para el cuidado de la salud en el hogar, suministros para diabéticos y mucho más.

Cada uno de estos tipos de insumos médicos tiene características únicas que los ayudan a realizar el trabajo para el que están destinados. Por ejemplo, los suministros médicos consumibles son a menudo productos desechables, de un solo uso y no duraderos que son utilizados tanto por profesionales de la salud como por personas en el hogar.

En el pasado, los insumos médicos se compraban principalmente a vendedores locales y representantes de la empresa que iban de puerta en puerta. A medida que la tecnología continúa mejorando, cada vez se encuentran y compran más de estos productos a través de Internet y, a menudo directamente de los fabricantes. Al comprar estos productos directamente de los fabricantes resulta en ahorros sustanciales.

estetoscopio

Aspectos claves para la gestión de insumo médicos

 

Para aumentar la seguridad del paciente y reducir los riesgos de responsabilidad asociados con los insumos médicos, los centros de salud deben implementar un programa sólido de administración de insumos médicos. Estos son algunos aspectos clave del control de inventario médico que permiten aumentar la eficiencia operativa general:

  • Documentación de inventario: Para empezar, se deben registrar cuidadosamente todos los tipos de insumos que se tienen en stock. Esto incluye todos los equipos mayores y menores implementados para uso diario y operaciones críticas.

 

  • Evaluación de insumos médicos: Después de haber enumerado la información crítica sobre insumos médicos, el siguiente paso es comprender cómo se puede utilizar cada elemento.

 

  • Pruebas de seguridad: La inspección periódica de los insumos es una parte esencial de cualquier programa de inventario médico. Hacerlo es fundamental para la seguridad del paciente y del personal. Todos los centros de salud pueden implementar una fase de prueba básica para todos los artículos del inventario.

 

  • Formación del personal: Una parte vital de la gestión del inventario médico es capacitar al personal sobre cómo utilizar diferentes tipos insumos médicos. Por lo general, las enfermeras y los miembros del personal deben poder informar sobre una parte del inventario disfuncional. Además de esto, es importante incorporar el uso, calibración y limpieza de suministros hospitalarios también en una sesión de capacitación. El manejo inadecuado de un dispositivo médico puede tener graves repercusiones para el centro sanitario.

 

Mejores prácticas para administrar insumos médicos

 

Se han de desarrollar estrategias para controlar la utilización de activos. Los centros de salud pueden hacer esto siguiendo algunos pasos sencillos para implementar un seguimiento de inventario sólido:

  • Establecer ciclos de adquisición: Comienza por averiguar qué nivel de existencias se necesita para mantener las operaciones clínicas. Una forma de hacer esto para obtener los mejores resultados de productividad laboral es calcular las frecuencias de reabastecimiento para el inventario en cada área. Aparte de esto, también ayuda a comprobar si los insumos se reabastecen más de lo necesario.

 

  • Personalizar de acuerdo al flujo de trabajo: Para una política de gestión exitosa, se deben comprender los diferentes procesos clínicos en un área. Una estrategia no puede adaptarse a múltiples operaciones. Para atender a numerosos tipos de operaciones clínicas, rediseña las políticas para eliminar pasos redundantes. Una línea de montaje optimizada te permite garantizar cantidades de insumos óptimas en todo momento.

 

  • Determinar los ciclos de inventario: Todos los insumos médicos tienen una vida útil fija y deben eliminarse eventualmente. Pero, ¿Cómo determinar el mejor momento para reemplazar las existencias viejas? Una forma de hacerlo es registrar los historiales de servicio. Estos datos se pueden evaluar para averiguar cuánto tiempo puede durar un stock de insumos en particular. Aparte de esto, el historial de uso también puede ayudarte a determinar qué elementos son rentables, relevantes actualmente o seguros de usar.

 

A %d blogueros les gusta esto: