google.com, pub-1832723248181969, DIRECT, f08c47fec0942fa0

Los avances tecnológicos han dejado atrás el modelo convencional de cocina, que solía ser una habitación dedicada a la conciliación familiar, para convertirse en un espacio cada vez más integrado a las demás partes de la casa. Ya sea con electrodomésticos contribuyentes con la conciencia medioambiental, como en la contratación de un servicio de luz y agua que disminuya el consumo eléctrico, a día de hoy disponemos de una variedad de productos y servicios que pueden ayudarnos en la decoración del hogar de manera ecológica.

  • Calcular y valorar cómo distribuir espacio disponible

Es importante pensar a largo plazo y buscar la practicidad, es decir, una comodidad que perpetúa con el paso del tiempo. Hay múltiples opciones para la colocación de muebles y electrodomésticos, pero debemos tener en cuenta cuál es que más se puede adaptar a nuestras necesidades presentes y futuras. De este modo, ahorramos tener que cambiar la distribución el espacio en cortos períodos.

  • Decora la cocina con electrodomésticos que ahorren energía

A día de hoy es viable la idea de tener un espacio que disponga de aparatos inteligentes a un precio asequible. Hay que pensar que se trata de una inversión que permitirá ahorrar energía, además de dinero en las facturas de luz, gas y agua.

En el mercado electrodoméstico podemos encontrar lavadoras con dispensador de agua y jabón, hornos que ajustan la temperatura automáticamente, neveras que comprueban la calidad de los alimentos y lavavajillas autolavables. Por lo tanto, es posible disponer de aparatos modernos, cómodos, ecológicos y eficientes en nuestro hogar.

consejos para reformar cocina

  • Una encimera resistente y holgada

Disponer de una superficie que se limpie fácilmente y que no entorpezca las labores del hogar. Las encimeras soportan grandes pesos de trabajo y sufren muchos daños visibles con el paso del tiempo: arañazos, golpes, roturas… Es por ello que debemos apostar por materiales compactos como el mármol, el cuarzo el granito o el microcemento.

En cuanto al estilo, si bien es cierto que varía atendiendo a la temporada, lo mejor es buscar  colores neutros y con acabados sencillos, para que no pase de moda tan rápidamente.

  • Un suelo en el que no quedarte pegado

La gran mayoría de las tareas del hogar se realizan en la cocina, por lo que el pavimento debe ser resistente y reforzar las pisadas. En este sentido, es necesario contar con materiales duros, duraderos, de calidad y fáciles de limpiar: el bambú, el linóleo o la madera, además soportar duros golpes, contribuyen a la conservación medioambiental.

Antes de colocar un nuevo suelo a tu cocina asegúrate de que no hay humedades o baldosas que puedan romper y deshacer con el tiempo todo el trabajo. Es mejor, entonces, contactar con un profesional cualificado para analizar el espacio y asegurar una buena colocación de los elementos.

  • Emplea materiales ecológicos y reutilizables

En el supermercado compramos muchos productos envueltos en plásticos, metales y cartones que terminan en los contenedores de basura. ¡Es hora de verle su utilidad y transformarlos en elementos para complementar la cocina!

A %d blogueros les gusta esto: